Gaizka Mendieta

Alma y espíritu del Valencia

Gaizka Mendieta es el producto de moda del fútbol español. Está actualmente en la mira de los mejores clubes europeos. El Milán y la Roma con su entrenador Fabio Capello, conocedor del fútbol español, pugnan fuerte por él, además de los equipos grandes de España.

Un tipo que disfruta con la música de Lou Reed o The Doors sin duda tiene espíritu. Y es que Gaizka Mendieta se encuentra en la plenitud de su carrera deportiva, evolucionando día a día como futbolista y como persona madurando y asumiendo la responsabilidad de ser capitán del Valencia.

Fue en el año 1992 cuando el entrenador uruguayo, Héctor Núñez, lo descubrió y lo subió del filial, el Mestalla, al primer equipo. Gaizka lleva el fútbol y el espectacular mundo que lo rodea en la sangre. Gaizka es hijo de futbolista, circunstancia que le concedió el respecto de Héctor. Ya de aquellas apuntaba alto. Su recorrido, sus ganas de agradar, le han aupado a lo más alto del fútbol español en estos momentos. Su padre militó en el Real Madrid, en el Rayo y en el Castellón.

Gaizka tiene madera de deportista. Es un todoterreno. En su infancia destacó en el atletismo. Fué subcampeón de España de 1000 metros obstáculos. Su faceta de corredor de medio fondo se nota en el terreno de fútbol. De caracter, Gaizka es un hombre sencillo, de pocas palabras. Dice Héctor, que en sus primeros años en el primer equipo del Valencia había que sacarle una conversación con abrelatas. Aunque en esta faceta, también está madurando. Después de adquirir la capitanía de su equipo, Gaizka ya es más abierto. En poco tiempo se ganó el respeto de sus compañeros.

El habilidoso centrocampista ha sido la fuerza creativa de la brillante temporada 1999-2000 del Valencia. Sorprendentemente, su rendimiento esta temporada ha sido incluso más impresionante que la anterior, trás la cual el Real Madrid se quiso hacer con sus servicios. Juan Onieva le puso un cheque en blanco al Valencia para abonar su cláusula de rescisión y le hizo una suculenta oferta, que el jugador rechazó. Mendieta se quedó en Mestalla y creo personalmente que acertó en su decisión. Después del interés del Madrid obtuvo un contrato con 500 millones de pesetas anuales en el club de Mestalla, lo que le convertía en uno de los futbolistas españoles mejor pagados en ese momento. Su cláusula ascendía a 10.000 millones de pesetas; que por aquellas nadie podía pensar que hubiera algún "presidente loco" que los pudiera pagar por un jugador. ¡Cómo cambian los tiempos! El futbolista vasco ha realizado una magnífica temporada y sobretodo ha destacado en la Copa de Europa, incluido el gol en el Nou Camp que aseguró el pase del Valencia a la final y eliminó al Barcelona. Es el goleador silencioso. Su repertorio de goles espectaculares es inagotable. ¿Se recuerdan del magnífico gol que marcó en la final de la Copa del Rey en la que el Valencia se impuso al Atlético de Madrid? Mendieta, en jugada personal, hizo un sombrero por encima de dos defensas y, según caía el balón, conectó una volea que fue a instalarse al fondo de la red. Con su buena actuación en la Copa de Europa, se dió a conocer en el "escaparate" del mundo del fútbol. Solo le faltó la última guinda: ganar la final, que bien se la tenían merecido la plantilla del Valencia. Un mediocampo que los seguidores chés no olvidarán en mucho tiempo. Mendieta, Gerard, Farinós, Angulo. Era una línea excepcional. Los cuatro se complementaron perfectamente. Un artista con todo, dos jóvenes con ideas, talento, llegada y muchos goles, y un recuperador infatigable. Un centro de campo completamente español y con futuro, pero, por desgracia, esta línea ya es historia. Ya veremos como será el centro de campo ché con el campeón del mundo Deschamps.

Datos personales

Nombre:

Gaizka
Apellidos: Mendieta Zabata
Fecha de nacimiento: 27.03.1974
Lugar de nacimiento: Bilbao (Vizcaya)
Posición: Medio
Altura:

1,73 m

Peso: 69 Kg.
Palmarés: 1 Supercopa y 2 Copa del Rey
Comienza jugando en el C.D. Castellón en categoría juvenil, dando el salto a la primera plantilla en la temporada 91/92. Se incorpora al Mestalla, filial del Valencia en la temporada 92/93, y esa misma temporada se incorpora al primer equipo. Se ha convertido a la demarcación de carrilero diestro. Ha sido internacional con la sub-21 con la que jugó la olimpiada de Atlanta.

Pero sobretodo destacó en la Eurocopa de naciones que acaba de finalizar en Holanda y Bélgica con la selección. Debutó con la selección el 27 de marzo de 1999. El partido que todavía permanecerá en la memoria de muchos aficionados del fútbol, fué el España-Austria que se saldó con una victoria de 9 a 0 y con un fútbol brillante, quizá uno de los mejores partidos de España de los últimos tiempos. Mendieta jugó como sustituto en cinco partidos de clasificación para la Eurocopa y marcó contra San Marino. Llegó a la Eurocopa como el número "12" de Camacho y se convirtió en el mejor de la selección española con diferencia. Ante Yugoslavia, el pletórico centrocampista vasco hizo de todo lo que le pidió Camacho y más. Aparte, lo hizo bien. Empezó por la derecha, y luego tuvo que jugar por la izquierda. Con desventaja en el marcador, Camacho lo trasladó al lateral, y desde esa posición, dirigió al equipo. En resumén un espléndido partido del número 16 de España. Personalmente lo que más me gustó, fué que a Gaizka no le quemaba la pelota. Cuando había que tirar el penalty, la cogió y marcó el empate. Malas lenguas dicen que si Camacho no retira a Mendieta en el partido contra Francia del campo, nos marcaba el penalty y nos proclamábamos campeones.

Esperamos ver más de este habilidoso futbolista, aunque será dificil que vuelva a repetir los exitos de la temporada pasada con el Valencia.